Creating filtered version of banner image.

Cantos de Cosecha

 

CUANDO TU ERES NUESTRA VIDA 

 

Cuando tu eres nuestra vida conviven riesgo y tranquilidad

Se dan la mano las espinas con la más cálida suavidad

Cuando tu eres nuestra vida hay que vivir en guerra y en paz

Hay que soñar en plena vigilia, fundir la astucia y la ingenuidad

 

Cuando tu eres nuestra vida ya no es posible ver todo igual

Porque aunque el ojo mira y olvida, algo en tu cruz nos hace acordar

Que hay injusticias entre el silencio, que hay multitudes en soledad

Que hay un vacío cruzando el tiempo de nuestro instante de eternidad.

 

Cuando tu eres nuestra vida al servir muere la esclavitud

Surge la hoguera de las cenizas, viven unidas lucha y quietud

Cuando tu eres nuestra vida hay tantas cosas por preguntar

La paradoja que es bendecida por tu manera buena de amar

 

Cuando tu eres nuestra vida crece en nosotros esa verdad

Que hace evidente toda mentira, que hace esperanza la realidad

Cuando tu eres nuestra vida una certeza echa su flor

Es la confianza que nos inspira ver que no hay nada mayor que tu amor.

 

 

 

CANTEMOS AL SEÑOR 

(salmo 95)

 

Cantemos al Señor con alegría

Cantemos al Señor con alegría

Brazo que nos salvó, nos dio la vida

Brazo que nos salvó, nos dio la vida.

 

Celebremos con gozo Su presencia

Bendigamos con júbilo Su amor

Exaltemos a voces Su grandeza

Que no callen la quena ni el tambor

Que no callen la quena ni el tambor

 

Porque darle al Señor nuestra alabanza

Es la única manera de mirar

Nuestra tierra convertida en esperanza

Nuestro pueblo abriendo sendas a la paz

Nuestro pueblo abriendo sendas a la paz.

 

/Canta que el canto tuyo será voz que proclama Su voluntad

De ver al mundo frente a la cruz reconociendo lo que hizo Jesús

Canta que un día El volverá, nada ni nadie lo detendrá

Canta que miles se te unirán y un coro eterno se escuchará//

 

HAZNOS PERMANECER 

Juan 15

 

Haznos permanecer

Siempre unidos a ti

Como la rama crece

Unida al tallo para vivir

 

Haznos permanecer

Siempre unidos a ti

Creemos en tus palabras 

Cuando dijiste ser cual la vid

Esa que con su savia

Llena de frutos todo el jardín

 

Haznos permanecer

Firmes en nuestra fe

Aunque algunos cuidados

Ay! Jardinero puedan doler

 

Haznos permanecer

Atentos a tu amor

Confiando en que nos brindas

Sin duda alguna lo que es mejor

Para que el fruto abunde 

Y nuestras vidas te den honor.

 

Oye Señor

Esta plegaria que te cantamos de corazón

 

Haznos permanecer en tu tallo (haznos permanecer)

Con la esperanza puesta en tus manos (haznos permanecer)

Haznos permanecer jardinero (haznos permanecer)

Siempre buscando el reino primero (haznos permanecer)

 

En la alegría de tu servicio (haznos permanecer)

Con ese amor tuyo Jesucristo (haznos permanecer)

Haznos permanecer siempre fieles(haznos permanecer)

Mostrando al mundo cuanto lo quieres (haznos permanecer)

 

En ti.

 

AL AMPARO DE TU MANO 

 

Ahora que los días acontecen

Fugaces en su hilera indetenible

Y el uno tras el otro se suceden

Haciendo que correr sea imprescindible

 

Ahora que el más apto sobrevive

Y el resto ve crecer la incertidumbre

Ahora que la vida nos exige

Huir a cualquier precio del derrumbe

 

Que bueno es recordar lo que dijiste

Hablando a la cansada muchedumbre;

 

“Traed a mí aquello que les pesa,

venid a descansar de vuestro esfuerzo,

les cambio aquel dolor por la tibieza

del infinito amor que les profeso”

Señor, no hay como estar bajo tu mando

Viviendo la aventura de la fe

Sabiendo que al amparo de tu mano

Nos guarda tu bondad y tu poder.

 

Ahora que se agita nuestra historia

Y el miedo nos ha vuelto indiferentes

Ahora que la duda está en la forma

De hacer que nonos lleve la corriente

 

Que bueno es recordar tu voz amable

Sanando las heridas de tu gente;

 

“Traed a mí aquello que les pesa,

venid a descansar de vuestro esfuerzo,

les cambio aquel dolor por la tibieza

del infinito amor que les profeso”

Señor, no hay como estar bajo tu mando

Viviendo la aventura de la fe

Sabiendo que al amparo de tu mano

Nos guarda tu bondad y tu poder.

 

 

CANCIÓN PARA PEDRO 

 

Esa mañana radiante se encontraba Pedro a la Orilla del mar

Y entre el vaivén de las olas tan sólo tristeza podía pescar

“¿cómo es que pude negarle tres veces,

Cómo es que pude Su amor traicionar?

¿Cómo es que el miedo fue más que el cariño

Donde quedó mi lealtad?”

 

En tanto desde la orilla una voz sencilla se escucha afirmar

Si aún no han pescado nada arrojen la red a la diestra y lo harán...

Pedro no puede creerle a sus ojos

No cabe en la red ni uno más

Y en medio de la quietud y el asombro

Escucha lo que dice Juan

 

Y pedro no alcanza a esperar

Y hacia la playa a nado va

Y entre las olas de aquel mar

Su llanto está

Hay tantas dudas para él

Tantos recuerdos de su fe

Tantas promesas 

que no pudo mantener

 

Ahí está aquella mirada que le dice todo, que sabe quién es

Que pareciera llevarse tantas cicatrices de una sola vez

Quedan aún en sus manos las huellas

De clavos sobre la piel

Y en la cabeza de Pedro la idea

De que es indigno de él

 

Pero el Señor sigue en frente y es tanto el perdón que irradia Su ser

Y es algo tan indecible que sólo el silencio puede comprender

Pedro me amas? -Pregunta el Maestro-

“Tu sabes bien que así es”

Pedro me amas? –pregunta de nuevo-

Y hasta por tercera vez

 

Es que no es sólo responder, 

Pedro se rinde todo a Él

Y que alegría 

lo comienza a recorrer

Y en ese gozo una vez más 

Quiere el Señor

En él confiar

“Sígueme Pedro

Mi rebaño has de cuidar”...

 

VA PASANDO EL TIEMPO

 

Va pasando el tiempo que vivimos

Basta parpadear para entender que de verdad

Algo se ha ido.

 

Cada vez más seria la nostalgia

Viene a preguntar y a reclamar con queda voz

Restos de infancia

 

Va pasando el rostro de la gente

Todo sigue igual y sin embargo todo está

Tan diferente

 

Sigue estando ahí la carretera

Pero hay que decir que el solo verla no es igual

A recorrerla

 

Va pasando el tiempo

 

Va pasando el tiempo, caen las hojas

Como anticipando que vendrá la hora

Va pasando el tiempo y sigue latiendo

Este corazón que hacíamos muerto

Va pasando el tiempo y sigue la espera

De los que quedaron tirados afuera...

 

Ya se terminó la guerra fría

Y ahora la que sigue es más glacial y más mortal

Que la que había

 

Unas veces fue la ideología

Lo que se juzgó en el derecho a suplicar

Por la comida

 

Va pasando el tiempo

 

Va pasando el tiempo y aquí continuamos

Las mismas preguntas mueven nuestros labios

Va pasando el tiempo y ofrece el olvido

Como escapatoria de nuestro destino

Y entre más avanza más se hace evidente

Que sólo Dios puede cambiar nuestra suerte...

 

Va pasando el tiempo pero hay esperanza

Mi América India, mi tierra soñada 

Va pasando el tiempo y aunque no parezca

Sin duda vendrán cantos de cosecha

Va pasando el tiempo como un aguacero

Y nos va quedando la fe en el madero

 

/Va pasando el tiempo/

 

LA HISTORIA CUENTA 

Salmo 44

 

La historia cuenta, los tiempos hablan

Y en sus relatos nos llega clara

Esa ternura con que nos amas

Ese cuidado que nos deparas

 

La historia pinta y se colorea,

Y en sus retratos, como una huella,

No falta nunca tu fiel presencia

Amplia y serena

Cual acuarela

 

La historia vive, relata y retrata,

Testifica en sí tu poder y tu fuerza

Se hace un escenario más de tu palabra

Demuestra que amarte bien vale la pena

 

La historia duerme y despierta en tu mano

Forja sus edades sobre tus milagros

Sube por la cuesta dura del calvario

Desanda en tu cruz el mal de sus pasos.

 

 

HAZ QUE VIVA UNA CANCIÓN

 

Haz que viva una canción

Con lo más fundamental

Que no muera por tener

En la rima su arsenal

Que dibuje la fogata

Sin que pierda el crepitar

 

Haz que viva una canción

Por encima del papel

Haz que flote sin que sepa

Si sus versos suenan bien

Que le sea suficiente

Una flor para creer

 

Haz que viva una canción

Febrilmente enamorada

Que se asome a la pregunta

Desde el mar de tu palabra

 

Haz que viva y que resuene

Con el mundo a contraluz

Cautivada por la imagen

Y el silencio de tu cruz.

 

 

 

EL SEÑOR ES REY

 

El Señor es Rey

La tierra entera póstrese ante Él

La razón de nuestra fe es que El

Es Rey.

 

 

ITINERARIO 

 

 

Un paisaje en blanco y negro atracado en la nostalgia

Como un barco, como un puerto con su histórica distancia

Así somos, así vamos como guiados por un sueño

Extendiendo nuestras manos al futuro y al recuerdo

Caminando, pero quietos como dunas de desierto

Así somos, eso vemos al mirarnos por adentro

Un planeta de colores extraviado en el espacio

Conteniendo sus temores, calculando los abrazos

 

Preguntando como duendes expatriados del relato

 

Este mar está furioso y en la proa estás dormido

Como aquella otra noche en la barca de tu amigo

A veces nos gustaría rogarte que apaciguaras

Estas olas, este viento, que esta escena la quitaras...

Nos parece que es mentira que bastara tu presencia

Para que esta travesía otra vez pisara tierra

Pero nos habla la fe con su hálito implacable

Recordando en cada embate que eres más que el oleaje

 

Un paisaje en blanco y negro con anhelos escarlatas

Un sonido de canciones, una casa silenciada

Con la mágica tristeza de una tarde arrebolada

Y la íntima agonía del vacío entre palabras

 

Preguntando sin saberlo, como a tientas nuestros dedos...

 

LA SEMILLA SEMBRADA 

 

La semilla sembrada lleva ya tiempo en su nuevo hogar

Se le ha procurado lo necesario pa’ germinar

Pero aunque se acerca la temporada de cosechar

Falta que la vida la vuelva espiga, la vuelva pan.

 

La semilla ama el olor a tierra de la humedad

Convertirse en fruto es dejar atrás su comodidad

Pero ¿qué ha de hacerse si fue sembrada con la misión

De dejar la sombra para exponerse al rayo del sol?

 

¡Que el agricultor pueda recoger

y ver este campo llamado patria reverdecer!

y que la ilusión

con la que sembró

se haga realidad en el nacimiento 

de cada flor.

 

CUANDO SE MUERE LA TARDE

 

Cuando se muere la tarde

Y el sol se comienza a ir

Cuando las sombras despiertan y la oscuridad se adueña

De cielo de mi país

 

Cuando el miedo se me acerca

Y con toda la razón

Me susurra en el oído que la situación es dura

Y no se ve solución

 

Yo me aferro a tu cuidado

Y aunque a veces no sé lo que vas a hacer

Me mantengo aquí a tu lado

Esperando que tu amor y tu poder

Después de morir la tarde

Nos den el amanecer

 

Cuando se muere la tarde

Y en silencio la labor

Del día que ha transcurrido

Me recuerda en mi cansancio

El esfuerzo que costó

 

Cuando a diario las noticias

Me maltratan la ilusión

Y la patria que más amo se desangra gota a gota

Tiene herido el corazón

 

Yo confío en tu justicia

Y te pido por Colombia mi nación

Y aunque a veces no haya risas

Yo te doy oh Señor la adoración

Pues cuando muere la tarde

Habla diáfana tu voz.

visita nuestras redes sociales

Siguenos en Spotify

Suscribete al canal de youtube

Escuchanos en spotify

Listas de reproducción Youtube